COLEGIO PARTICULAR MIXTO

SANTA CLARA

"Por una Educación sostenible e innovadora,
valorando la creación de Dios"

 

DESTACADOS

portada infraes

INSTALACIONES

edusoftnet

 

 

activid religiosas

ACTIVIDADES RELIGIOSAS

deportivo

TALLERES DEPORTIVOS

logo santillana

XVIII CONGRESO NACIONAL FRANCISCANO

PROVINCIA FRANCISCANA DE LOS XII APÓSTOLES DEL PERÚ

“PEDAGOGÍA DEL COMPARTIR HACIA LA EDUCACIÓN SOSTENIBLE Y TECNOLÓGICA”

Por: Erick Zaravia Hurtado - Lucero Peña Manchego - Jenny Mollinedo Cuno

A la luz de la Pedagogía del Compartir, el XVIII Congreso de Educadores Franciscanos nos ha permitido reflexionar sobre la necesidad de una pedagogía direccionada a una educación sostenible y tecnológica con la finalidad de colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la Creación, cada uno desde sus capacidades, su contexto y sus iniciativas para así poder afirmar como Francisco: “Alabado seas, mi Señor, por la hermana tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba”. A continuación, presentamos los compromisos asumidos el año pasado en el XVII Congreso de Educadores Franciscanos “Educación Franciscana, Educación de esperanza”, los compromisos que asumiremos este año y las conclusiones de los temas tratados en el contexto de la Pedagogía del Compartir.

  1. Compromisos del XVII Congreso “Educación franciscana, Educación de esperanza” (2018)
  2. Como comunidad educativa franciscana, debemos poner nuestros dones al servicio de la misión evangelizadora, mediante el trabajo en equipo, colaborando con nuestros estudiantes y sus familias a que encuentren el auténtico sentido de vida, en un contexto de esperanza. Por ello, resulta necesario que diseñemos estrategias para sensibilizar a los agentes educativos en defensa de la vida y la familia, las cuales les permitan cumplir con su rol protagónico, de manera más activa y comprometida, dadas las demandas sociales que se presentan actualmente.
  3. Desde esta mirada, siendo parte de una escuela franciscana debemos mantener siempre la capacidad de escucha y apertura a las necesidades de nuestros estudiantes, demostrando paciencia, empatía y humildad, en un ambiente de confianza y fraternidad.
  4. Desde nuestro rol como maestros franciscanos, es preciso que experimentemos, en el hoy, la concreción de nuestros sueños y aspiraciones, y como resultado de esta vivencia ser signo de esperanza: “sin miedo a la osadía y abierto a la utopía”.
  5. Como maestros franciscanos debemos recuperar la memoria histórica de nuestros estudiantes, como fuente de identidad, que nos permita tener apertura a la novedad, a la diversidad, a la pluralidad; es decir, que establezcamos una cálida relación maestro- alumno, en clave de encuentro, consolidando a la escuela franciscana, en una escuela inclusiva atenta y disponible a los más vulnerables, en la que la dimensión lúdica cobre vital importancia.
  6. A fin de optimizar nuestra práctica pedagógica, debemos capacitarnos para mediar el uso de la tecnología por parte de nuestros estudiantes, brindándoles estrategias que les permiten afrontar las nuevas realidades virtuales con responsabilidad.
  7. De manera especial, incorporaremos nuevas metodologías para desarrollar un aprendizaje por competencias, las mismas que se adecuarán a los actuales escenarios del mundo social, cultural y digital, la formación ciudadana, la sana convivencia familiar y escolar.
  8. Brindaremos valor al aprendizaje basado en proyectos y actividades que desarrollen la creatividad, la resolución de problemas, el pensamiento crítico y la corresponsabilidad, observando los cambios que proporciona la tecnología como una oportunidad para el desarrollo social y personal.
  9. En forma sostenida y pertinente, implementaremos proyectos y actividades que desarrollen la creatividad, la resolución de problemas, el pensamiento crítico y la corresponsabilidad, observando los cambios que proporciona la tecnología como una oportunidad para el desarrollo social y personal.
  10. Renovamos nuestro compromiso de ser una comunidad profética que viva la santidad en lo cotidiano, comunicando al otro con gestos, palabras, alegría y entusiasmo que el mensaje de Dios se hace realidad en la historia humana para que tenga sentido, siguiendo el modelo de San Francisco de Asís.
  11. Compromisos que asumimos en el XVIII “Pedagogía del Compartir hacia la educación sostenible y tecnológica”
  12. Como comunidad educativa tendremos una mayor participación de las delegaciones de los colegios franciscanos en los congresos venideros.
  13. Incrementaremos la comunicación y difusión del trabajo que se realiza en cada colegio, estrechando así los vínculos de fraternidad, trabajo cooperativo y misión de una pedagogía compartida.
  14. Articularemos los compromisos establecidos en todos los encuentros franciscanos para recordarlos y ponerlos en práctica en nuestra labor docente, teniendo en cuenta el contexto y cultura en beneficio de nuestros estudiantes.
  15. Continuaremos con las propuestas pedagógicas planteadas por las diversas instituciones siguiendo la línea de la sostenibilidad con la finalidad de optimizar el servicio que brindamos a nuestros estudiantes y al planeta.
  16. Concretizaremos los proyectos educativos propuestos en este congreso, iniciando así una educación sostenible y tecnológica.
  17. Inspiraremos en la comunidad educativa y de forma especial en nuestros estudiantes una conciencia ambiental orientada a una sociedad sostenible, optimizando nuestros recursos y protegiendo los ya existentes.
  18. Conclusiones de las ponencias

La primera ponencia nos hizo reflexionar sobre la importancia de verificar los vínculos que unen a los miembros de nuestra comunidad educativa y la familia con el compromiso de seguir creando estos tejidos de amor con el afecto, disponibilidad, reconocimiento y agradecimiento.

Óscar Pérez Sayago nos recordó la invitación que hace el Papa a soñar con una educación católica que desarrolle la espiritualidad en cada estudiante de nuestros centros de formación. Además, enfatizó en que la Pedagogía del Compartir se apoya en dos pilares: Las bienaventuranzas y El juicio final ya que en estas palabras de vida nos ayudan a desarrollar una forma de servicio al prójimo.

Por otro lado, el doctor Wilfredo Gonzales Flores orientó a los docentes hacia la elaboración de un currículo enmarcado en la sostenibilidad con la finalidad de favorecer a los estudiantes en el desarrollo, fortalecimiento y adquisición de competencias, habilidades y conocimientos. En tal sentido, la consolidación de una educación  sostenible será posible en la determinación de una propuesta de formación integral que sea medible, realizable y ejecutable. Un currículo debe estar enfocado en una visión de futuro en el que razones ambientales, sociales y económicas estén integradas para guiar a una sociedad en la toma de consciencia de los efectos de sus acciones.

La cuarta ponencia puso en evidencia que el currículo sostenible introduce contenidos y criterios relacionados con el desarrollo sostenible en la programación curricular y que enfatiza el tratamiento transversal de contenidos relativos a sociedad, naturaleza y desarrollo. También nos motivó a promover el desarrollo sostenible, siendo conscientes de los cambios vividos y necesarios en nuestra casa común.

Damián Filut nos iluminó con un enfoque evolutivo y transformador que parte de la preocupación de como preservar los recursos para las siguientes generaciones. Este enfoque sostenible nos llevará a un proceso que debemos vivir juntos prestando atención en el observar, pensar, sentir, hacer y cambiar de conducta porque el cambio de conducta invita a la acción, acción necesaria para que nuestra conducta humana no impacte en la naturaleza y salud humana.

Respecto a la última ponencia se afirmó que la sostenibilidad en la práctica pedagógica debe estar basada en varias competencias del Currículo Nacional y ser desarrolladas de acuerdo a la realidad de cada institución. Se nos hizo el llamado a concientizar, inspirar y concretizar en nuestros estudiantes la participación en diversos proyectos que aporten no solo a nuestras instituciones sino a la comunidad y el mundo entero.

En conclusión, afirmamos el compromiso de poder ofrecer a nuestros estudiantes una pedagogía del compartir que apunte a una educación sostenible e innovadora en nuestra práctica pedagógica, práctica que nos recuerde el compartir la existencia con nuestra hermana tierra y retomar a Francisco como excelente ejemplo del cuidado de la naturaleza y de una ecología integral, vivida con alegría y autenticidad.

Hoy que acaba este compartir de experiencias, enseñanzas y aprendizajes inicia el compartir el compromiso de cambiar nuestra conducta para lograr así un mundo sostenible.

 

 

 

© 1967 - 2019 Colegio Particular Mixto Santa Clara

dSigner FretelWEB.com